Taormina

Home  /  Destinos  /  Taormina

La fundación de la antigua colonia griega de Tauromenion, es decir, Taormina, se remonta probablemente al año 358 antes de Cristo. El pasado antiguo de la ciudad conserva aún hoy muchos testimonios. Desde el Odeón, un pequeño teatro de unas 200 localidades construido en el siglo I a.C., hasta lo que impropiamente se denomina Naumachie. Se trata de los restos de un gran edificio de ladrillo, de 122 metros de largo y 5 metros de alto, que probablemente se utilizaba como Gimnasio, es decir, lugar de juegos y ejercicios gimnásticos.El monumento más famoso es, sin duda, el Teatro Antiguo. Su ubicación única, con una vista que abarca desde el mar de la bahía de Schisò hasta el Etna, lo convierte sin duda en uno de los lugares más bellos de toda Sicilia. El interés extranjero por Taormina comenzó en el siglo XVIII, cuando Sicilia y Taormina se convirtieron en nuevos destinos imprescindibles del Grand Tour. El primer viajero moderno en llegar fue Goethe, que ensalzó la belleza de Taormina en su Viaje a Italia. A partir de 1890 llegaron a la ciudad varias personalidades inglesas que introdujeron la pasión anglosajona por los parques y jardines. Los más famosos son el jardín neogótico de Lady Hill en el antiguo convento de Santa Caterina, el de Florence Trevelyan y el de Robert Hawthorn Kitson en Casa Cuseni. El pintor Otto Geleng y el fotógrafo Wilhelm von Gloden contribuyeron en gran medida al éxito internacional de Taormina. El primero mediante una exposición en París de sus lienzos que representaban la belleza paisajística de la ciudad. El segundo, difundiendo por todo el mundo sus desnudos artísticos realizados con chicos locales ataviados con guirnaldas de efebos como modelos.

Puntos de interés


Visitas y actividades