Qué ver en Cefalù: la guía definitiva

    Search Hotel, B&B and Vacation Homes

    ¿Está pensando en regalarse una escapada a uno de los pueblos marianos más fascinantes de Sicilia? Entonces esta guía sobre qué ver en Cefalù es lo que estabas buscando. Dominada por una fortaleza que la protege desde hace milenios y bañada por un hermoso mar, Cefalù es uno de los destinos imprescindibles para quienes quieran explorar Sicilia. No es casualidad que haya sido incluido en la lista de los pueblos más bonitos de Italia. Aunque la joya de la corona es sin duda su catedral, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, no faltan otros tesoros capaces de sorprender y fascinar.

    Qué ver en Cefalù: los monumentos de la Via Vittorio Emanuele

    Comenzamos esta guía para descubrir qué ver en Cefalù desde el lugar donde se alzaba la Porta Ossuna, una de las cuatro puertas de acceso a la pequeña ciudad. Una vez aparcado el coche en el Lungomare Giardina o en uno de los aparcamientos de pago, se llega al inicio del Corso Vittorio Emanuele, desde donde puede comenzar la exploración.

    Teatro Municipal

    Exterior del Teatro Municipal de Cefalú
    Teatro Municipal

    Inmediatamente a la derecha se encuentra el Teatro Municipal de Cefalù, que lleva el nombre del violinista Salvatore Cicero. Esta pequeña joya se construyó en 1818 y ha sufrido varios cambios a lo largo de los años. En el siglo XX se transformó en cine y durante la Segunda Guerra Mundial se utilizó incluso como cuartel general de las tropas alemanas. En el techo hay una gran pintura oval del artista Rosario Spagnolo. El pintor representó las alegorías de las artes con Thalia, la musa de la comedia, Terpsícore, la musa de la danza, y Euterpe, la musa de la música. El Teatro Municipal de Cefalù se hizo mundialmente famoso gracias a la película Nuovo Cinema di Paradiso de Giuseppe Tornatore, ganadora de un Oscar.

    Lavadero medieval

    El antiguo lavadero medieval de Cefalú
    Lavadero medieval

    Siguiendo por la calle Vittorio Emanuele llegamos a uno de los monumentos más famosos de Cefalù: el antiguo lavadero medieval. Una escalera de “lumachella”, una piedra local especial, conduce a una sala parcialmente cubierta. Aquí se encuentran las pilas utilizadas en el pasado para lavar la ropa. El agua del río Cefalino fluye por veintidós bocas de hierro fundido y termina su curso en el mar. Cuenta la leyenda que se formó por las lágrimas de la ninfa Naide, que lamentó haber matado a su novio tras descubrir su traición.

    Puerta Pescara

    Puerta Pescara de Cefalú
    Puerta Pescara

    El paseo por la Via Vittorio Emanuele termina en la Puerta Pescara, desde donde se puede admirar una de las vistas más bellas y famosas de Cefalù. El arco gótico de esta puerta enmarca un paisaje único con la playa, las barcas de los pescadores y el mar. La construcción de Porta Pescara se remonta al periodo comprendido entre 1200 y 1300, cuando Cefalù estaba gobernada por la poderosa familia Ventimiglia. El nombre procede del virrey Francesco Ferdinando d’Avalos, marqués de Pescara, que supervisó su construcción y ampliación en 1570. La puerta también se conoce como Porta Piscaria y Porta Marina, porque antiguamente los barcos desembarcaban aquí después de pescar.

    Qué ver en Cefalù: Piazza Marina y las murallas megalíticas

    Una vez atravesada Porta Pescara, el itinerario para descubrir qué ver en Cefalù continúa hasta Piazza Marina. Desde esta posición hay una vista panorámica del antiguo puerto de Cefalù, el mar abierto y una gran parte de las antiguas líneas fortificadas de la antigua Cefalù, las llamadas Murallas Megalíticas.

    Las murallas megalíticas de Cefalù

    Piazza Marina en Cefalu donde se pueden ver los restos de las murallas megalíticas
    Las murallas megalíticas de Cefalù

    Las murallas megalíticas de Cefalù son las líneas de fortificación de la antigua ciudad griega. Su construcción inicial se remonta al periodo comprendido entre los siglos IV y V a.C. y posteriormente fueron ampliadas y reforzadas en la Edad Media. Se llaman así por el gran tamaño de los bloques con los que se construyeron. De hecho, las murallas tienen unos 6 metros de altura y se construyeron con la técnica de piedra en seco superponiendo bloques de tres metros de grosor. Había dos líneas de fortificación diferentes. Una inferior que protegía la ciudad de los ataques marítimos y los mares tormentosos. Luego estaban las murallas superiores, algunas de las cuales aún son visibles, que protegían la Rocca y el Castillo de Cefalù. Había cuatro puertas diferentes en las murallas, pero la única que ha sobrevivido es la Porta Pescara. Después del siglo XVI, las murallas empezaron a desmantelarse y los bloques se utilizaron para construir casas.

    Bastión de Capo Marchiafava

    El Bastión de Capo Marchiafava en Cefalú con la fuente en el centro
    Bastión de Capo Marchiafava

    Desde la Piazza Marina, tome la Via Carlo Ortolani di Bordonaro hasta llegar a un pequeño callejón a la izquierda. Vaya hasta el final y encontrará el bastión de Capo Marchiafava. Se trata de un antiguo bastión defensivo de base poligonal, construido en 1642. El nombre proviene de la combinación de la palabra árabe Marsa, que significa puerto, y la palabra siciliana favara, que significa manantial. Antiguamente había aquí un manantial, cuya presencia atestigua hoy una fuente en el centro de la plaza. La iglesia que se ve es la de Itria. El mirador del Capo Marchiafava es otro punto panorámico que no hay que perderse. Desde aquí se divisa la llamada “Roca Borracha” y, si el tiempo lo permite, las Islas Eolias en el horizonte.

    La Postierla

    La Postierla di Cefalù una pequeña abertura en las antiguas murallas defensivas del pueblo
    La Postierla

    En este punto, vuelva a la Via Carlo Ortolani di Bordonaro y sígala hasta el final. Ha llegado a la Postierla de Cefalù, una pequeña abertura en las murallas megalíticas utilizada por los habitantes para llegar a un manantial de agua dulce. Este lugar era conocido por todos los marineros desde la época griega, ya que podían abastecerse de agua sin bajarse del barco.

    Qué ver en Cefalù: El Duomo y Via Mandralisca

    El itinerario para descubrir cosas que ver en Cefalù nos lleva ahora a una de las joyas del arte árabe-normando en Sicilia. La visita a la Catedral de Cefalù puede ser larga si se decide comprar la entrada completa que incluye visitas a: Torres, Tejados del Lado Sur, Mosaicos, Sacristía, Tesoro de la Catedral, Sala Sansoni y Capilla del Obispo y Claustro Canónico. Así que si quiere tomarse un pequeño descanso, la pastelería del Duomo, en la esquina derecha de la plaza, no le decepcionará.

    Catedral de Cefalù

    Interior de la catedral de Cefalú
    Interior de la catedral de Cefalú

    En la guía sobre qué ver en Cefalù no puede faltar su joya más preciada: la Catedral. Construida bajo el reinado de Roger II, la iglesia forma parte desde 2015 del sitio en serie de la Unesco: Palermo árabe-normanda y las catedrales de Cefalù y Monreale. Lo que hace especial a esta iglesia son sus mosaicos, realizados por artesanos bizantinos, que ocupan una superficie de unos 650 metros. Dependiendo de la entrada que elija comprar, también podrá visitar los tejados de la catedral, desde los que podrá disfrutar de una fantástica vista, y los claustros. Se trata de uno de los tres claustros normandos existentes en Sicilia, junto con los de la catedral de Monreale y la catedral de Lipari, además del más antiguo.

    El Museo Mandralisca

    una foto del cuadro Ritratto di Ignoto de Antonello da Messina tomada en el Museo Mandralisca de Cefalu
    Retrato de hombre, Antonello da Messina (Museo Mandralisca di Cefalù)

    Desde la Piazza Duomo nos dirigimos a Via Mandralisca, donde se encuentra otra parada importante de este itinerario. El Museo Mandralisca es una de las visitas obligadas en Cefalù. Entre las numerosas obras de arte de la colección, hay una obra maestra absoluta de fama internacional: el Retrato de hombre de Antonello da Messina. El museo nació de la donación a la ciudad de Cefalù de todos los extraordinarios objetos reunidos en vida por el barón Enrico Pirajno, barón de Mandralisca. Además de una rica pinacoteca, hay otras cinco secciones: Arqueología, Numismática, Malacología, Naturalística y Antigüedades.

    Iglesia de Immacolatella

    la fachada de la iglesia Immacolatella de Cefalú
    Iglesia de Immacolatella

    A pocos pasos del Museo Mandralisca se encuentra la Iglesia de Immacolatella, cuya construcción data de 1661. El interior es de una sola nave y alberga en un nicho una estatua de la Virgen adornada con plata. Originalmente, las paredes estaban pintadas con figuras de santos mártires, jarrones con flores, querubines y volutas. En el siglo XIX, el edificio sufrió cambios radicales y, quizás como consecuencia del enterramiento de personas que habían muerto de cólera, todo el edificio se encaló con cal viva por razones higiénicas. Las pinturas se recuperaron en gran parte durante una restauración a principios de la década de 2000.

    Qué ver en Cefalù: los monumentos de Corso Ruggero Settimo

    Continuamos este itinerario de cosas que ver en Cefalù empezando a pasear por Corso Ruggero Settimo. Es la calle principal de esta bonita ciudad y, además de varios monumentos, también puedes visitar las tiendas y quizás comprar algunas especialidades locales.

    La Antica Farmacia Cirincione

    Interior de la Antica Farmacia Cirincione de Cefalú
    La Antica Farmacia Cirincione

    Nada más entrar en Corso Ruggero Settimo, encontrará un auténtico pedazo de historia a su izquierda. Se trata de la Antica Farmacia Cirincione, una de las cuatro farmacias más antiguas de Sicilia. Fundada en 1820 por Doña Maria Teresa Longo, en la actualidad se encuentra en su quinta generación. En su interior aún se puede admirar el mobiliario original de estilo veneciano del siglo XVIII. Podrá ver los muebles antiguos con vitrinas lacadas en oro que aún se utilizan para guardar los medicamentos. Las decoraciones incluyen imágenes de damas, sátiros y caballeros que recuerdan mucho al estilo pompeyano.

    Iglesia del Purgatorio

    Fachada de la iglesia del Purgatorio de Cefalú
    Iglesia del Purgatorio

    Continuando el paseo, a la izquierda se encuentra la Iglesia del Purgatorio o de Santo Stefano. Construida en 1668, fue sede de la Cofradía de los Negros. El interior de la iglesia está dividido en tres naves por dos filas de columnas monolíticas. En el altar del fondo de la nave hay una gran pintura de 1813 que representa a Cristo dando la Eucaristía a las almas en pena. A la derecha de la entrada se encuentra el sarcófago de mármol que contiene los restos del barón Enrico Piraino di Mandralisca.

    La Corte de las Estrellas y la calzada helenístico-romana

    La Corte de las Estrellas de Cefalú
    Corte de las Estrellas

    Esto nos lleva a uno de los edificios más curiosos de Cefalù: la Corte de las Estrellas. Se trata de un espacio diseñado por el arquitecto Marcello Panzarella en 1984 para sustituir a un antiguo edificio derruido. El edificio se compone de dos plazas escalonadas a diferentes alturas, creando un vínculo entre las calles del centro histórico y el interior del patio. En el centro del pavimento de la primera plaza hay una estrella de ocho puntas, que da nombre al edificio. En la actualidad, el Patio de las Estrellas se utiliza como espacio polivalente en el que se pueden organizar eventos y cuyo acceso es gratuito. Pagando una entrada aparte, es posible visitar una calzada helenístico-romana que se excavó durante la construcción del patio. Data del periodo comprendido entre el siglo I a.C. y el siglo I d.C., y aún son visibles los canales para el agua potable y el alcantarillado.

    Antigua iglesia de la Annunziata

    Fachada de la iglesia de la Annunziata de Cefalú
    Antigua iglesia de la Annunziata

    El edificio que se ve junto al Patio de la Estrella es la antigua Iglesia de la Annunziata. La iglesia, construida en el siglo XVI, tras un largo periodo de restauración, se utiliza ahora como auditorio. La fachada del edificio es muy sencilla, pero está enriquecida por un portal de piedra, cuyo dintel está decorado con una escena en relieve de la Anunciación. En el lado sur hay un campanario con una elegante ventana ajimezada. Formaba parte del llamado Osterio Piccolo, uno de los palacios de la familia Ventimiglia, junto con el cercano Osterio Magno. El interior de la iglesia tiene una sola nave que termina en un amplio ábside. En el suelo hay una gran cripta donde, según la tradición, fue enterrado el arquitecto y escultor Jacopo Del Duca.

    El Osterio Magno

    Detalle de la triple ventana ojival medieval del Osterio Magno de Cefalù
    El Osterio Magno

    El Osterio Magno es otra pequeña joya entre las cosas que ver en Cefalù. El edificio es fácilmente reconocible gracias a las espléndidas ventanas lanceoladas medievales de la fachada. El nombre Osterio Magno deriva de los términos latinos hosterium, que significa palacio fortificado, y magnum, que significa grande. Fue la residencia de invierno de la poderosa familia Ventimiglia, que lo mandó construir en el siglo XIII. El complejo de Osterio Magno ocupaba una superficie mucho mayor que la actual e incluía jardines y edificios que diferían tanto en edad como en estilo arquitectónico. Según una reconstrucción, se encontraba en el centro de dos grandes edificios que delimitaban un espacio abierto. Un gran arco sobre la calle conectaba el complejo actual con los edificios de enfrente, donde se encontraban las cocinas y las salas de servicio. Cuando visite el osterio, verá también los restos de un complejo residencial helenístico y una cisterna excavada en la roca que es perfectamente hermética.

    Iglesia de la Trinità alla Rocca

    Cuando haya terminado de visitar el Osterio Magno, tome la calle que ve a su izquierda, Via Caracciolo, que le llevará justo enfrente de la Iglesia de Trinità alla Rocca. Probablemente fue construida en el siglo XVI y, junto con las torres de la Catedral, domina el perfil de la pequeña ciudad. En el interior de la iglesia se encuentra el altar de piedra de Trani, donado por el arquitecto Renzo Piano. Está hecho de un solo bloque cuadrado, pero la losa central, que mira hacia la congregación, es de lapislázuli afgano, cortado de modo que las vetas se reflejan formando una cruz.

    Iglesia de Maria Santissima della Catena

    Fachada de la iglesia de María Santísima de la Catena de Cefalù
    Iglesia de Maria Santissima della Catena

    Volviendo al Corso Ruggero y continuando por él, se encuentra la Iglesia de la Catena. Fue construida en 1780 en el emplazamiento de la Porta di Terra, una de las antiguas entradas a la ciudad. Si te fijas bien, en la torre de la derecha, podrás ver los restos de las murallas megalíticas en su base. La fachada de la iglesia se caracteriza por una logia con un amplio arco de medio punto sostenido por dos pares de columnas con capiteles jónicos. El interior es de una sola nave y está iluminado por las ventanas del alzado y las que se abren en el flanco sur.

    Qué ver en Cefalù: visitar la Rocca

    Panorama con el Peñón de Cefalù dominando el pueblo
    La Rocca de Cefalù

    Para completar esta guía sobre qué ver en Cefalù, aún falta un elemento muy importante: la Rocca. Se trata del gran acantilado que domina toda la ciudad y que alcanza los 270 metros sobre el nivel del mar en su punto más alto. Al parecer, el nombre de Cefalù deriva de kefalis, palabra griega que significa cabeza y hace referencia tanto a la forma del acantilado como a su posición. La Rocca di Cefalù ha sido frecuentada por el hombre desde la prehistoria, pero los restos arqueológicos más importantes son el llamado Templo de Diana, que data del siglo IV a.C., y los restos del Castillo de Cefalù. La visita a la Rocca es de pago y es accesible todos los días del año. Desde la cima se puede admirar una de las vistas más hermosas de toda Sicilia. La ruta para subir a la Rocca di Cefalù ofrece poca sombra, por lo que se recomienda hacerlo durante los periodos más frescos del año y, en cualquier caso, evitando las horas más calurosas del día.

    Deja una respuesta

    See also